Inicio > revista forum > Forum 56. Organismos similares al FCCyT en Latinoamérica

En América Latina existen organismos semejantes a la figura del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) en su carácter de asesoría, autonomía y objetivos, llamados Organismos de Asesoría y Consulta (OAC) diseñados para construir polí-ticas en materia de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) y fortalecer al sector de su región.

 

En el 2013, el Foro Consultivo realizó en la Ciudad de México un taller internacional con el fin de intercambiar experiencias entre los OAC acerca de sus funciones, obje-tivos cumplidos, lecciones aprendidas y recomendaciones para representar de la mejor manera la voz de las comunidades y contribuir a la política pública de CTI. Entre los países participantes estuvieron Chile, Colombia, Brasil, Costa Rica, Perú y México.

La información del evento se puede consultar en https://www.foroconsultivo.org.mx/FCCyT/proyectos/taller-experiencias-de orga-nismos-latinoamericanos.

Con la información recabada, el FCCyT generó el documento Experiencias de Orga-nismos Latinoamericanos de asesoría y consulta para construir políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación, en el que se detalla que “los OAC también llevan a cabo funciones de articulación entre actores, cabildeo, persuasión y generación de indi-cadores, y que difieren en cuanto a las fuentes de financiamiento, en este caso, los organismos más estructurados son financiados con recursos públicos de diferentes ministerios o entes públicos”.

También advierte que “el financiamiento público se sustenta en el argumento de que los órganos consultivos requieren de una organización, competencias, régimen, instrumentos y procedimientos que aseguren su inamovilidad, objetividad, autono-mía orgánica y funcional, así como independencia respecto del órgano que consul-ta. Dado que manejan recursos públicos, es importante la rendición de cuentas”.

En Brasil se tiene el Centro de Gestión y Estudios Estratégicos Ciencia, Tecnología e Innovación (CGEE), cuya labor “es apoyar los procesos de toma de decisiones en temas relacionados con la ciencia, la tecnología y la innovación a través de estudios prospectivos y evaluaciones estratégicas basadas en una amplia articulación con especialistas e instituciones del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innova-ción (SNCTI)”, de su país.

Para el organismo es primordial establecer bases metodológicas para la creación de redes, que consideran importante en la formulación de políticas públicas; tam-bién conocer y discutir los principales modelos de redes sobre experimentos cientí-fico-tecnológicos, político-sociales y artísticos-culturales que ya existen en Brasil. El CGEE busca contribuir a la mejora institucional del SNCTI, con énfasis en temas de seguridad jurídica y marco regulatorio.

En Colombia, el Observatorio de Ciencia y Tecnología, formalmente constituido en 1999, se define como “una asociación civil de participación mixta y de carácter pri-vado, sin ánimo de lucro, con patrimonio propio organizada bajo las leyes colom-bianas dentro del marco de la Constitución Política y las normas de Ciencia y Tecno-logía y regida por ellas, en especial por las regulaciones previstas para las corpora-ciones en el Código Civil y por sus Estatutos”.

Su misión es fortalecer el capital social de la investigación y el desarrollo científi-co y tecnológico del país, mediante la producción de información e indicadores. El observatorio tiene como objetivo “ser el foco de reflexión que ayude a interpretar los indicadores producidos, como una entidad que alimenta al Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología y es realimentada por las mismas instituciones que hacen parte de él. Se constituirá así en un observatorio para la comunidad científica, para los formuladores de políticas, para el sector productivo, para la sociedad en general, primera y última beneficiaria de sus actividades”.

Por su parte, Chile cuenta con el Consejo Nacional de Innovación para el Desarro-llo, órgano asesor de la Presidencia de la República que genera orientaciones estra-tégicas para fortalecer la contribución de la CTI al desarrollo del país, “llamado a integrar las dimensiones económica, social y ambiental; reconociendo que de estas 3 dimensiones, la referente al medio ambiente se ha evidenciado como aquella que sostiene -directa o indirectamente- el bienestar humano, y por tanto está en la base de las demás, planteándonos algunos de los desafíos más relevantes y complejos que hoy enfrentamos como país, como región y como planeta”.

En el caso de Foundation The Costa Rica High Technology Advisory Committee Foundation funge como una organización privada, independiente, imparcial, sin fi-nes de lucro, apolítica y no gubernamental, que busca mejorar y potencializar la competitividad internacional de Costa Rica y otros países de América Latina. Pro-mueve la integración de los países en desarrollo en sociedades y economías cada vez más globalizadas y basadas en el conocimiento, con la finalidad de mejorar la calidad de vida de las personas e impulsar sus actividades productivas.

Se constituye como una red internacional de pensadores e investigadores en po-líticas de competitividad, infraestructura tecnológica, educación, ciencia básica y aplicada, y generación y transferencia de tecnología; que permite crear equipos óp-timos para cada proyecto. El organismo resalta que este tipo de operación reduce la cantidad de recursos que deben dedicarse a los costos generales típicos de las orga-nizaciones más tradicionales, incluido el mantenimiento de una amplia infraestructu-ra y personal de nivel profesional que no están directamente involucrados en un proyecto en particular.

Finalmente, en Panamá existe desde 1985 la Asociación Panameña para el Avance de la Ciencia, entidad privada sin fines de lucro que tiene como misión trabajar por el fomento de la ciencia y tecnología como bases del desarrollo nacional. La asocia-ción participa activamente en procesos que conducen al diseño de políticas y estra-tegias para el desarrollo de la ciencia y la tecnología de esa nación.

Entre sus objetivos primordiales están el institucionalizar el quehacer científico panameño orientado a estimular, promocionar y apoyar las actividades científicas y tecnológicas del país para contribuir en su desarrollo; integrar a la comunidad cientí-fica, tecnológica y académica para fomentar su vinculación al estudio de los pro-blemas nacionales y a la búsqueda de soluciones; contribuir a la creación de meca-nismos que posibiliten la integración de la comunidad científica y tecnológica pa-nameña en el contexto internacional y, promover la popularización de la ciencia y la tecnología en su país.

________________________
Mireya Rodríguez