Inicio > boletines de prensa > Solo la equidad de género puede asegurar el derecho de todos a la ciencia

Boletín No. 25 | Ciudad de México, 13 de febrero de 2020.

La dimensión más desafiante en la ciencia es la incorporación de la perspectiva de género en las investigaciones como una estrategia analítica. Nashieli Ramírez Hernández, Comisión de Derechos Humanos de CDMX.

 

El derecho de toda persona a participar en la vida cultural y disfrutar de los beneficios del progreso científico exige particularmente superar los obstáculos de tipo institucional y de otra índole, tales como los basados en tradiciones culturales y religiosas que impiden la participación plena de la mujer en la vida cultural, en la educación y en la investigación científica. Pues solo alcanzando la equidad de género se podrá hacer efectivo el derecho de todos los mexicanos a la ciencia, enfatizó la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez Hernández.

“La desigual participación entre hombres y mujeres es producto de un sistema cultural que discrimina, por tanto, a una desigualdad estructural le corresponden estrategias amplias enfocadas a modificar esas estructuras que la reproducen”, afirmó la defensora de los derechos humanos durante la presentación del libro La perspectiva de género en el sector de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI), celebrada este 11 de febrero en el marco del Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia en las instalaciones del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

Para profundizar en las causas de la desigualdad y diseñar estrategias para eliminarla es importante discutir, no sólo sobre el aumento de la participación sino colocar en un mismo nivel la estructura de organización de las instituciones a la par de los estereotipos de género, y la integración del “género” como categoría analítica en las investigaciones. “Quizá la dimensión más desafiante respecto a la eliminación de la desigualdad de género en el ámbito de la ciencia sea esta, cuya aplicación representa la diferencia abismal entre un resultado y otro”, dijo.

La inequidad de género es un problema mundial

En México la proporción de investigadoras dentro de las instituciones de investigación astronómica es del 30 por ciento; mientras que en el Instituto Kavil de Astronomía y Astrofísica de China, la proporción de mujeres es solo del 10 por ciento, así lo mostró Nahiely Flores Fajardo, secretaria académica del Instituto de Estudios Superiores “Rosario Castellanos” quien opinó que este libro debe servir como base para una discusión más amplia en la que se tomen esas decisiones que tanto le hacen falta al país y a la astronomía, incitó la astrofísica.

Sobre la publicación

De acuerdo con Rafaella Schiavon, consultora Independiente, el libro contiene mapeos diagnósticos, investigaciones internacionales con énfasis en la realidad mexicana documenta los avances en políticas publicas y nos proporciona indicadores para medir la equidad de género, y otro tipo de herramientas que se pueden implementar en las instituciones para lograr cerrar las brechas entre hombres y mujeres.

Por otra parte, la coordinadora del libro Lorena Archundia, este libro es ante todo es una provocación, e invitó a leerlo. “Nos queda la satisfacción de que en un espacio como el Foro se haya impulsado este tipo de temas que nos han sido tan importantes para poder adquirir este tipo de discusiones. No hay mejor premio que invitarlos a todos a leerlo y a que nos envíen sus comentarios”, dijo.

El día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia fue instituido en 2015 por la Organización de Naciones Unidad y “realmente muestra la necesidad de promover a las mujeres y a las niñas en la ciencia”, puntualizó la doctora Julia Tagüeña Parga, coordinadora general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, quien dio la bienvenida y moderó la presentación del libro.

 

Pie de foto: Para profundizar en las causas de la desigualdad y diseñar estrategias para eliminarla es importante discutir, no sólo sobre el aumento de la participación sino colocar en un mismo nivel la estructura de organización de las instituciones a la par de los estereotipos de género. Foto: Mariana Dolores.

________________
Mariana Dolores
Foro Consultivo