Page 6 - Forum / No. 32 / Enero 2018
P. 6

Núm. 32 Enero 2018

   Editorial

   La elaboración de una plataforma para el desarrollo de la Ciencia, la Tecnología
                          y la Innovación (CTI) en México para los próximos años, es una tarea de gran
                          trascendencia en la que están comprometidos los sectores del Sistema Nacional
                 de Ciencia y Tecnología. En este ejercicio es muy importante identificar las políticas
                 que se han emprendido y que se han traducido en avances significativos del Sistema,
                 las cuales, pueden servir como guía para impulsar el desarrollo de estas actividades en
                 el mediano y largo plazos.

                      Una de ellas es, desde luego, la inversión creciente de recursos para el financia-
                 miento de las tareas de CTI. Es cierto que no se logró alcanzar la meta del 1 por ciento
                 del Producto Interno Bruto (PIB), pero se experimentó un crecimiento en el gasto del
                 gobierno federal, superior al de administraciones previas. Sin renunciar a la proporción
                 del PIB que establece la ley o a una mayor, es necesario comprometer a los tomadores
                 de decisión para que se destinen anualmente recursos fiscales crecientes a este sector.

                      La responsabilidad de incrementar los recursos para CTI, corresponde también al
                 sector privado. Algunas políticas emprendidas en la actual administración han demos-
                 trado sus bondades, como el Programa de Estímulos a la Innovación (PEI) y reciente-
                 mente los Estímulos Fiscales, pues consisten en una responsabilidad compartida en la
                 que por cada peso que destina el gobierno, las empresas aportan recursos y se vinculan
                 con instituciones de educación superior e investigación. Los Estímulos Fiscales llevan
                 poco tiempo para una evaluación definitiva, pero son prometedores y vale la pena se-
                 guir con ellos, vigilando sus resultados.

                      En el terreno de los recursos humanos, el programa de becas es uno de los más cui-
                 dados y que más atención requieren para garantizar el crecimiento futuro. Lo mismo
                 puede decirse del Sistema Nacional de Investigadores, que ha mantenido su crecimien-
                 to a pesar de las dificultades económicas de los años recientes. Las Cátedras para Jóve-
                 nes Investigadores han mostrado ser una de las mejores estrategias para abrir espacios
                 e incorporar a los jóvenes científicos y tecnólogos recién egresados de los programas
                 de doctorado.

                      La creación de nuevas instituciones y consorcios de investigación, es una necesidad
                 para el desarrollo de nuestro país, al igual que los proyectos y asociaciones entre insti-
                 tuciones para identificar áreas de oportunidad y fortalecer el desarrollo regional.

                      Todos estos avances fueron descritos en el Informe General de la Ciencia, la Tecno-
                 logía y la Innovación 2016 que hizo el doctor Enrique Cabrero, titular del Consejo Na-
                 cional de Ciencia y Tecnología (CONACyT). Además, la experiencia en los últimos años
                 indica que este organismo, fungiendo como cabeza del sector, ha permitido buenos
                 avances en épocas difíciles y muestra la necesidad de fortalecerlo, dotándolo de mayor
                 autonomía y de los recursos suficientes para el cumplimiento de sus tareas.

                                                                                                                 José Franco
                                                                                                   Coordinador General

6 Forum. Noticias del Foro Consultivo
   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11