Reducir 23% el presupuesto del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y de los 27 Centros Públicos de Investigación Conacyt, como plantea la propuesta de presupuesto federal para 2017, afectará negativamente a los científicos más jóvenes y a los estudiantes de posgrado, pues no encontrarán dónde incorporarse a trabajar, alertaron ayer la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), la Coordinación de Investigación Científica de la UNAM (CIC-UNAM) y el Consejo Consultivo de Ciencias (CCC) que reúne a los 125 Premios Nacionales de Ciencias.

En una conferencia de prensa conjunta, los representantes de las cuatro organizaciones de científicos más importantes de México reconocieron que el recorte es necesario pero propusieron que sólo se corte el 10% y que se “blinden” o “etiqueten” los recursos destinados a los más jóvenes como las becas, las contrataciones por medio de Cátedras Conacyt y los apoyos al Sistema Nacional de Investigadores, pues de lo contrario se perderán recursos humanos que tomó muchos años preparar.

En nombre de las organizaciones que representan, José Franco (FCCyT); José Luis Morán (AMC); Arturo Menchaca (CCC) y William Lee (CIC-UNAM) hicieron un llamado a la Cámara de Diputados para buscar un recorte presupuestal más razonable, al mismo tiempo que informaron a la opinión pública que ya pidieron un encuentro con los legisladores antes de que se apruebe el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el próximo año.

La propuesta enviada al Poder Legislativo por el gobierno de la República contempla recortar en 8 mil 529 millones de pesos los recursos que se invertirán al ramo 38 del PEF, el cual incluye el presupuesto para Conacyt y los 27 Centros Públicos de Investigación Conacyt.

El Ramo 38 es uno de los canales más importantes para el fomento de la ciencia en México. Con él se pagan los proyectos de investigación en ciencia básica y aplicada; las becas de posgrado en México y en el extranjero; los fondos mixtos para investigaciones científicas en los estados; los fondos sectoriales para investigación en las secretarías federales; los estímulos a la innovación en empresas; la contratación de jóvenes investigadores a través del programa Cátedras Conacyt y los apoyos salariales a los científicos miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), entre otras tareas.

Para ilustrar y ayudar a comprender lo que significa el recorte, es correcto decir que el dinero que ya no se dará a la ciencia mexicana en 2017 es equivalente al pago anual de 52 mil becas de doctorado, o serviría para comprar tres telescopios de alta tecnología o para pagar tres cuartas partes de un acelerador de partículas tipo Sincrotrón.

CUENTAS CLARAS. El coordinador del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) explicó dos renglones del presupuesto que son diferentes y se pueden llegar a confundir: uno es el Gasto Federal en Ciencia y Tecnologia (GFCyT) en el que se suma el dinero que el gobierno de la República invierte en investigación a través de Conacyt y de otras 17 dependencias que hacen investigación, por ejemplo la Secretaría de Salud, que tiene 13 Institutos Nacionales de Salud, o la Secretaría de Agricultura, que tiene al Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias, o la Procuraduría General de la República, que tiene al Instituto Nacional de Ciencias Penales. Todo ese gasto que hace la federación en investigación sumó en 2016 poco más de 94 mil millones de pesos y a esa totalidad le reducirán el 9.3% para el próximo año.

Pero un renglón diferente y que forma parte del GFCyT es el Ramo 38 que sostiene al Conacyt y a 27 centros públicos de investigación como el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE); el Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), el Instituto de Ecología (Inecol), el Colegio de la Frontera Norte (Colef), el Colegio de la Frontera Sur (Ecosur); el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), entre otros. Ese ramo recibió 39 mil millones de pesos en 2016 y para el siguiente año sólo recibirá 30 mil 652, perdiendo casi la cuarta parte de sus ingresos.

“Se debe buscar que el impacto de estas medidas afecte lo menos posible a los jóvenes que son la parte más frágil de la cadena y los podemos perder si ven que no tendrán oportunidades en México. Sabemos que hay una situación internacional compleja y que debe haber recortes, pero nos preocupa la manera como vemos que se está distribuyendo ese recorte”, dijo Arturo Menchaca, representante de los 125 ganadores de los Premios Nacionales de Ciencias.

A su vez, José Luis Morán, vicepresidente de la Academia Mexicana de Ciencias recordó que en los últimos tres años se pudo recuperar para México a 700 grandes mentes, jóvenes, gracias a la contratación de nuevos investigadores a través del sistema llamado Cátedras Conacyt, por lo que reiteró el llamado a que no se quite frene ese proceso de contratación y que siga reclutando talento.

William Lee también pidió cuidar el programa de Cátedras Conacyt que es fundamental para el futuro de México y añadió que no sólo se trata de darles trabajo a los jóvenes, también hay que destinar fondos para sus investigaciones pues ellos requerirán instrumentos y espacios para trabajar.

Peso a peso

Gasto Federal en Ciencia y Tecnología, que incluye presupuesto para Conacyt más otros institutos de diferentes secretarías de Estado:

Se reduce 9.3%

2016 (94 mil 674 mdp) 

2017 (85 mil 833 mdp)

Ramo 38 que incluye a Conacyt y 27 Centros de Investigación:

Se reduce 23%

2016 (39 mil 181 mdp)

2017 (30 mil 652 mdp)

 

MEDIO: LA CRÓNICA

FECHA: 21 septiembre 2016
 
 
 
  • ¿Qué es el Foro Consultivo?
  • Proyectos
  • Publicaciones
  • Eventos

+LO MÁS NUEVO

Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x
Descarga la app del FCCyT
Revista Forum
icon galeria icon videonota