Inicio > revista forum > Inicia la Academia Mexicana de Ciencias su LVIII Año Académico

Forum 27: En la ceremonia de Inicio del LVIII Año Académico de la Academia Mexicana de Ciencias que se llevó a cabo el pasado 25 de julio, el doctor José Luis Morán nuevo presidente de esa organización científica, afirmó que se debe regresar al menos al presupuesto federal destinado a la ciencia en 2015, pues a pesar de que la administración federal actual ha dado muestras de una visión positiva sobre lo que necesita México para transitar hacia una sociedad y economía del conocimiento, el impulso inicial en este sexenio se vio frenado por reducciones importantes en el presupuesto para el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

 

En el auditorio “Galileo Galilei” de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), el investigador originario de San Luis Potosí, hizo hincapié en que México necesita una política científica transexenal: “Es altamente dañino modificar o cancelar los programas y acciones cada vez que hay un cambio de administración gubernamental. Esto nos hace considerar la conveniencia de establecer mecanismos que permitan dar continuidad a los programas de ciencia y tecnología, así como a los funcionarios responsables de los organismos a cargo de estos programas, de manera independiente a los cambios de administración gubernamental. Esto es, dar una estructura transexenal a la administración de la ciencia y la tecnología, de manera tal que se tenga continuidad en las políticas científicas y en los programas que impulsan”.

En su mensaje apuntó que uno de los mayores obstáculos para un desarrollo integral y armónico de la ciencia y tecnología es aún el alto grado de centralización en el país:

“Aunque el porcentaje de miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) que laboran fuera de la Ciudad de México se incrementó a partir de 2004, todavía se deben implementar programas de fomento para el desarrollo científico y tecnológico en todas las entidades federativas, sobre todo en aquellas que tienen indicadores de desarrollo más bajo, o bien, en aquellos que registren indicadores bajos, aunque sus niveles de desarrollo sean razonables”, indicó Morán.

Agregó que deben existir elementos que compensen las asimetrías de un desarrollo científico de las regiones en los programas de apoyo a la ciencia. Un programa que incorpora ese tipo de elementos compensatorios es el de Cátedras para Jóvenes Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT). Por otra parte, se debe buscar un desarrollo ad hoc en cada región en función de sus necesidades y fortalezas.

Por su parte, el presidente saliente de la AMC, Jaime Urrutia Fucugauchi hizo un recuento de las actividades realizadas durante su gestión y destacó el papel de las Academias de Ciencias en el desarrollo de los países:

“El mundo moderno está basado en la ciencia y en la tecnología y paradójicamente, la mayor parte de la sociedad entendemos poco de estas actividades, con ello, llegamos a la mezcla explosiva entre el poder que tiene ahora la ciencia y la ignorancia. Es una combinación con capacidad de afectar al planeta”, señaló Urrutia.

 

Colaboración SEP-AMC

En su intervención, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, destacó la importante colaboración que existe entre la AMC y la dependencia que dirige, a partir de tres grandes proyectos:

“Por un lado, algunos investigadores de la Academia colaboran para elaborar los nuevos planes y programas de estudio basados en el nuevo modelo educativo. Este nuevo modelo que busca romper con la antigua forma de enseñanza basado en la memorización para pasar a un método basado en el razonamiento. Junto con ello se están elaborando los nuevos libros de texto en donde participan distintos expertos tanto de la Academia Mexicana de Ciencias como de otras, aunque la AMC está comprometida para revisar los contenidos científicos de los libros.

 “La última parte de este proyecto educativo que está apoyando la Academia se centra en fortalecer y transformar a las escuelas normales de nuestro país mediante el diseño de nuevos planes y programas de estudio, pues el cambio educativo se dará donde se estarán formando a los nuevos profesores del país. Es ahí donde el cambio pedagógico que estamos buscando en el nuevo modelo educativo se va a consolidar. Recordemos que no puede existir un país exitoso si no tiene un proyecto educativo sólido", concluyó Nuño Mayer.

 

Crecimiento a pesar de los recortes

En su intervención, el director general del CONACyT, Enrique Cabrero Mendoza, dijo que este año aunque complicado, presupuestalmente sigue siendo en términos reales el más alto del gobierno federal en ciencia y tecnología, a nivel histórico.

“Efectivamente rompimos una racha bonita que empezó en 2013 con un incremento de casi el 10 por ciento del presupuesto anual para el sector y esto nos permite decir que de 2013 al 2017 —incluido este año de recortes— en términos reales, el gasto ejercido es un 39 por ciento superior al que se dio en el mismo periodo en la administración pasada”.

Cabrero detalló que en los últimos cinco años se han logrado avances, por ejemplo, el crecimiento en el número de becas y de integrantes en el Sistema Nacional de Investigadores.

 

Premios a jóvenes investigadores

En la ceremonia, también se realizó la entrega de los Premios Weizmann 2016 a las mejores tesis de doctorado en Ciencias Exactas, Naturales, Ingeniería y Tecnología; los Premios de la Academia a las mejores tesis de doctorado en Ciencias Sociales y en Humanidades 2016; y de las Becas para Mujeres en las Humanidades y las Ciencias Sociales 2017.

En los Premios Weizmann 2016, los triunfadores fueron: Maurice Oliva Leyva, en la categoría Ciencias Exactas; Fernando Pérez Escamirosa, en la categoría Ingeniería y Tecnología y en la categoría Ciencias Naturales el ganador fue Daniel Rodríguez Leal.

En entrevista para Forum, Daniel Rodríguez Leal, explicó que en su investigación doctoral descubrió que el desarrollo reproductivo en las plantas es adaptativo, es decir, que dos individuos de una misma especie no necesariamente se comportan igual. Al llevar al extremo la plasticidad de las plantas, encontró que son capaces de evadir su sexo y simplemente formar semillas que son clonales; eso indica que la semilla va a tener exactamente las mismas características que su madre y si se tiene un cultivo que es resistente a una plaga o una que produzca más grano, se podría utilizar dependiendo de las circunstancias.

“No sé en cuántos años estará listo este desarrollo, pero cuando lo esté, el agricultor mexicano podrá dejar de comprar las semillas híbridas a las grandes compañías, logrará tener su propio germoplasma y semillas que él pueda seleccionar cada temporada sin importar la problemática que se le pueda presentar, porque sabrá a ciencia cierta a través de las semillas clonales, cuál de ellas es resistente a una plaga o al calor, por ejemplo”, explicó Rodríguez.

En el caso de los Premios a las mejores tesis en Ciencias Sociales y Humanidades 2016 los ganadores en la categoría Ciencias Sociales fueron Guadalupe Irene Juárez Ortiz y Bruno Felipe de Souza e Miranda, mientras que Natalia Radetich Filnich y Juan Carlos García Cruz, ganaron en la categoría Humanidades.

La profesora de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, Natalia Radetich Filnich, explicó que su tesis es una investigación antropológica dedicada a la problemática del trabajo con la que se busca detectar los dispositivos de poder a través de los cuales el capital organiza a los trabajadores para obtener plusvalía.

Bajo el análisis de los call center, mejor conocidos como centros de atención telefónica, a los que la galardonada define como una especie de “fábricas lingüísticas”, someten a trabajadores jóvenes a la explotación laboral. La joven especialista buscó detectar las formas del ejercicio del poder, los sistemas de control del trabajo y el papel de las nuevas tecnologías para lograr esta sujeción de los trabajadores al capital.

“Tengo un malestar penetrante con el mundo laboral contemporáneo. Creo que las desigualdades económicas en nuestra contemporaneidad se han agudizado de forma lacerante y tenía un interés por pensar cuáles eran las formas de la explotación del trabajo en los nuevos formatos productivos”, explicó Radetich.

Como parte de la colaboración tripartita entre el CONACyT, la AMC y el Consejo Consultivo de Ciencias, se entregaron las “Becas para Mujeres en las Humanidades y las Ciencias Sociales 2017”. Las acreedoras a la distinción fueron Saraí Miranda Juárez, en la categoría Ciencias Sociales, y Lidia Iris Rodríguez Rodríguez, en Humanidades.

 

_____________________________

Redacción Forum
Foto: Elizabeth Ruiz Jaimes/AMC.