Inicio > revista forum > Destacan papel del Foro Consultivo y de la Ley de Ciencia y Tecnología

Forum 31. Este año no solo se celebran los 15 años del Foro Consultivo Científico y Tecnológico sino también el surgimiento de la Ley de Ciencia y Tecnología que ha permitido el desarrollo de distintas iniciativas que benefician a este sector, dijo el coordinador general del Foro, José Franco, durante la celebración del 22 de noviembre,  que incluyó las mesas de análisis: “Avances a 15 años de la Ley de Ciencia y Tecnología”, y “Acciones Prioritarias para el Fortalecimiento del Marco Institucional para la Ciencia, Tecnología e Innovación”, en las que participaron investigadores, funcionarios públicos y empresarios.

 

Antes de iniciarse las mesas de análisis que tuvieron como sede el teatro del Museo de las Ciencias Universum, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Patricio Martínez García, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado de la República, mencionó que el desarrollo científico en nuestro país, más que investigación, también requiere voluntad política y un presupuesto suficiente para que las comunidades científicas puedan impulsar la nación.

“Un plan a largo plazo permite establecer una madurez tecnocientífica, establece la diferencia entre un país con futuro y uno sin él. Mientras en México no nos tomemos en serio esta fórmula y no demos la prioridad en inversión presupuestal, en desarrollo científico y tecnológico estaremos muy lejos de alcanzar mejores estadios de desarro- llo económico".

En este sentido, el legislador Martínez aseguró que el Foro Consultivo ha sido un importante asesor e instrumento para hacer llegar las propuestas del sector científico del país.

"En los últimos años, el Senado y el Foro han trabajado juntos en las más importantes reformas del marco jurídico institucional como el acceso abierto a la investigación científica, las reformas para eliminar el conflicto de interés de los investigadores en tanto su función de servidores públicos, las reformas para lograr los recursos derivados de las multas electorales para que éstos sean canalizados al área de ciencia y tecnología, las reformas en materia de divulgación científica y para alcanzar la equidad de género, entre otros", detalló el senador.

 

Avances de la Ley de Ciencia y Tecnología

Como una historia de éxito, así definió el director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), Enrique Cabrero, la creación del Foro Consultivo y con ello, los avances que se han logrado en este sector, gracias a la implementación en 2002 de la Ley de Ciencia y Tecnología.

Durante la primera mesa de análisis, el director general del organismo gubernamental, reconoció el papel del Foro Consultivo como una organización que ha afinado la interlocución del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, además de que ha institucionalizado la participación de los actores no gubernamentales que están dentro del sector.

“El Foro Consultivo es una de esas instituciones que a lo largo de 15 años ha logrado tener cada vez más convocatoria, es así que la academia, las instituciones educativas, las empresas y los gobiernos de los estados empiezan a tener una voz más articulada y conjunta con el Foro, lo cual ayuda mucho al CONACyT porque difícilmente podríamos estar haciendo una consulta permanente con diversas comunidades, es por ello que el Foro es un éxito”, dijo el doctor Cabrero.

Durante su participación en la mesa de análisis: “Avances a 15 años de la Ley de Ciencia y Tecnología”, Cabrero destacó algunos hechos trascendentales que han permitido que el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología continúe creciendo, uno de ellos fue la creación de la Coordinación de Ciencia y Tecnología de la Presidencia de la República.

Por otra parte, añadió, en 2014 se consolidó la figura legal que obliga al acceso abierto, que implica que la sociedad puede tener disponibilidad plena de todo producto del financiamiento público de la ciencia. Además, “en 2015, el presidente (de México) promulgó la modificación a los artículos de la Ley de Ciencia y Tecnología y de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, que ahora permite a los investigadores y al personal científico participar directamente en proyectos productivos junto con empresas; y finalmente, en 2017, se publican en el

Diario Oficial las reglas generales para la aplicación de los Estímulos Fiscales”.

En su intervención, Arturo Lara López, secretario de Innovación, Ciencia y Educación Superior del Estado de Guanajuato, detalló algunos aspectos del desarrollo de la ciencia en nuestro país en los últimos 15 años:

“El Sistema Nacional de Investigadores en 2002 tenía 9 mil 200 miembros, el día de hoy sabemos que tiene más de 27 mil. En el 2002, se solicitaban por año un total de 13 mil 62 patentes, mientras que en el 2016 se solicitaron 17 mil 423, este aspecto no ha crecido lo suficiente. En 2002 se tenían 2.4 millones de estudiantes a nivel superior y ahora se cuenta con 4.2 millones”, señaló el doctor Arturo Lara.

Asimismo, Francisco Javier Castellón Fonseca, presidente municipal de Tepic, Nayarit, comentó que “uno de los mayores logros a partir de la Ley de Ciencia y Tecnología en 2002, es que se ha visto un mayor interés de la clase política por incorporar en su discurso el impulso a la Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) en una visión que se considera políticamente correcta. No hay en el país un político que diga lo contrario… aunque a veces actúan de manera adversa”.

Para que México continúe en el camino del crecimiento sostenido en CTI se necesitan proyectos a mediano y largo plazos, la creación de aparatos productivos y de cadenas de valor serán fundamentales, y para su desarrollo debe contar con los recursos humanos adecuados. Es así que el CONACyT adquiere una especial relevancia, puntualizó el doctor José Luis Fernández Zayas, investigador del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

Comentó que hace 15 años, era poca la gente que buscaba recursos para la ciencia y la tecnología, y fue a través de la Ley de Ciencia y Tecnología  que surgieron, entre otros programas, los Fondos Sectoriales, el Sistema Nacional de Investigadores, Programas Nacionales de Posgrado de Calidad y la creación del Foro Consultivo, lo que se convirtió en un equilibrio para el CONACyT y un asunto de complementariedad institucional.

 

Tareas pendientes

Aparentemente con este balance se podría pensar que todo está bien en el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, pero no es el caso, hay muchas cosas por mejorar. “Las leyes como las políticas públicas son documentos mártires porque siempre serán perfectibles. Se tienen que armonizar la Ley de Ciencia y Tecnología con la de Educación y con algunas otras para empezar a tener resultados más a fondo, son muchos los aspectos a mejorar del Sistema. Esta gran experiencia que ha mostrado el Foro Consultivo a lo largo de 15 años en la articulación del

Sistema sería de mucha ayuda si también lo hiciera con el Poder Judicial”, sugirió el moderador de la me- sa de análisis, el presidente de la Comisión de Educación del Senado de la República, Juan Carlos Romero Hicks.

_________________________
Redacción Forum
Fotografía: FCCyT