Inicio > revista forum > Aprueba Senado de la República reformas que favorecen la vinculación academia-empresa

Forum 01. La Cámara Alta avaló reformas a las leyes de Ciencia y Tecnología, y Federal de Responsabilidades Administrativa de los Servidores Públicos, para eliminar las barreras que impiden que los investigadores de las instituciones públicas se vinculen con empresas.

 

El pasado 16 de abril, el Pleno del Senado de la República aprobó en votación nominal (por 68 votos a favor y ninguno en contra), las modificaciones a las leyes de Ciencia y Tecnología, y Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, con el objetivo de fomentar el desarrollo científico, tecnológico y la innovación en México, mediante el establecimiento de instancias de gestión para la transferencia tecnológica y vinculación de la empresa con las instituciones de educación, centros de investigación y entidades que desarrollan actividades científicas.

Además, las reformas permitirán que las instituciones y los investigadores que participen en estas alianzas, puedan obtener los beneficios económicos que se deriven de las actividades científicas y tecnológicas que realicen.

También incluyen la eliminación del impedimento legal que tienen los investigadores, al ser considerados servidores públicos, para participar en actividades de vinculación con el sector privado, mediante la conformación de consorcios, alianzas tecnológicas, nuevas empresas privadas de base tecnológica, participación como socios y otras figuras.

El senador Alejandro Tello Cristerna, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, presentó el dictamen que también elimina el posible conflicto de intereses, por su condición de servidores públicos, pero se establecen mecanismos para transparentar el uso de recursos e infraestructura pública.

Con estas modificaciones se cambia el concepto de investigación que ha prevalecido en el país durante muchos años.

El dictamen que reforma a los artículos 40 Bis, párrafos primero y segundo, y 51 de la Ley de Ciencia y Tecnología, y las modificaciones a la fracción XII del artículo 8 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, fue devuelto a la Cámara de Diputados con algunas modificaciones, y se espera que sean aprobadas en  breve.

Al respecto, el doctor José Franco, coordinador general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico señaló que “el cambio en la legislación tiene el propósito de eliminar trabas existentes en los centros de investigación, porque desafortunadamente hoy los investigadores no pueden ser parte de las empresas. O son investigadores pertenecientes a una institución o son empresarios que trabajan en el sector privado”.

En Europa, Estados Unidos, Canadá, Japón y otras naciones –abundó– son muchas las universidades en las que los investigadores no sólo son parte de ellas, sino además son empresarios, “lo cual ha sido muy beneficioso para el desarrollo de pequeñas y medianas empresas en el mundo; pero en México, antes de la promulgación de las reformas que se discuten en el Senado, esto no se puede practicar.

“Para que nuestro país pueda ser competitivo en el concierto internacional es necesario y urgente que los grupos donde se crea el conocimiento establezcan un vínculo estructural con los sectores productivos. Las universidades y los grupos de investigación deben tener una vinculación mayor respecto a la que ahora tienen con las empresas de alta tecnología. En México son muy pocas las instituciones y empresas que tienen grupos de desarrollo tecnológico e innovación y esto hace muy frágil a todo nuestro sector productivo”, dijo.

“La industria en el mundo actual es altamente tecnificada y en ella el conocimiento juega un papel muy importante. Dentro del grupo de países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa los últimos lugares en prácticamente todos los indicadores, esto es grave, y debe preocupar a los diferentes actores sociales porque un país no competitivo se vuelve inviable”, aseguró Franco.

Concluyó que hay muchas bondades en estas reformas, porque aunque no resuelven todos los problemas, sí eliminan trabas para que el sector productivo trabaje de manera más fuerte con las universidades e institutos de investigación.

 

_________________________________________________

(Con información de Anayansin Inzunza y Luz Olivia Badillo)
Foto: www.rednacecyt.org