Inicio > sector cti > Presentan Elainore. Un cuaderno de Salvador Elizondo

Boletín ECN / Ciudad de México, 5 de marzo de 2018.

Salvador Elizondo pensaba cuidadosamente cada palabra que utilizaba en el texto, el libro por eso es perfecto. Se siente cómo cada una de sus oraciones está pensada para encontrar la manera de hablar que le conviene: Luis Fernando Lara.

Para mí es una novela del despertar sexual, del descubrimiento del eros de un adolescente: Paulina Lavista.

La novela Elsinore. Un cuaderno del escritor Salvador Elizondo, quien fue miembro de El Colegio Nacional (ECN),  celebró su trigésimo aniversario con una reimpresión presentada en la 39 Feria Internacional del Palacio de Minería este viernes. La nueva edición, editada por ECN, cuenta con las ilustraciones de Nuria Meléndez Gámez, una introducción de Paulina Lavista y un prólogo del novelista Daniel Saldaña París.

La presentación editorial, que fue celebrada en el Salón de la Academia de Ingeniería del Palacio de Minería, tuvo la presencia del miembro de ECN, Luis Fernando Lara, la ilustradora del libro, Nuria Meléndez Gámez, la académica y escritora Anamari Gomís, y la también fotógrafa Paulina Lavista.

La primera en tomar la palabra fue la cuentista Anamari Gomís, quien además, fue alumna de Salvador Elizondo. Durante su participación calificó al libro como una novela perfecta y señaló que se trata de un trabajo experimental inspirado en el poeta norteamericano, Ezra Pound, al que Salvador Elizondo le tenía una gran admiración.

Asimismo, Gomís resumió el documento al decir, “este libro se trata de un niño de 11 años que de repente lo sacan de su casa y lo mandan a una escuela militarizada a la que al poco tiempo se integra. Pero lo hace de una manera graciosísima, no sabe el idioma pero lo aprende de maravilla”. Finalizó su comentario al exhortar a los jóvenes a acercarse a la obra de Elizondo y lo calificó como “un escritor maravilloso”.

Posteriormente, el lingüista Luis Fernando Lara destacó la imaginación cinematográfica del autor del libro y aseguró que ese elemento hace que la lectura se realice con mayor placer, “Esta novela se lee sin interrupción porque lo envuelve a uno en cada página. Cuando termina uno se queda preguntando qué es lo que sigue”.

El miembro de ECN recalcó el valor evocativo y la mezcla de idiomas que tiene la obra presentada. “Con la nostalgia uno puede traer a nuestra memoria un recuerdo, pero con la evocación es hacer volver a vivir el momento que le tocó experimentar al autor. Es una evocación plástica y constante que agradece uno.”, finalizó el lingüista.

Nuria Meléndez Gámez, la ilustradora del libro, habló sobre el proceso que siguió para poder llegar al resultado final, “En sí la novela me parece que es bastante visual, ya hay imagenes ahi. El reto fue transformar algo que no era exclusivamente narrativo y tratar de comunicarlo como lo estaba contando la novela. Me propuse hacer en esta versión ilustrada una especie de collage, pero no sólo en la técnica, sino para que el lector genere sus propias ideas”.

Por último, la fotógrafa mexicana y viuda del escritor, Paulina Lavista, narró algunas anécdotas del proceso creativo que siguió Elizondo al momento de escribir la novela, “Se trata de una anécdota autobiográfica. El libro lo tardó en escribir 10 años y es un libro muy pensado, para escribirlo decidió investigar todo lo posible”. Finalizó la presentación instando al público joven a acercarse al texto y lo definió como un libro que todavía sigue vigente y que es digno de celebrarse.

 

Pie de foto: Este libro a mí me tocó presentarlo hace treinta años y cuando lo leí me pareció una novela perfecta, dijo Anamari Gomís.En la imagen, los comentaristas durante la presentación de la publicación. Imagen: ECN

_____________________________
El Colegio Nacional