Inicio > revista forum > Forum 34. Necesario derribar muros pues la ciencia no tiene fronteras: Marcia McNutt

Con la finalidad de incentivar el intercambio y la colaboración académica, científica y tecnológica entre México y Estados Unidos, las Academias de Ciencias, Medicina e Ingeniería de México y sus homólogas en Estados Unidos, firmaron el 15 de febrero la Declaración Conjunta de las Academias para la Cooperación, en el Palacio de Minería en la Ciudad de México.

 

Durante la firma del documento, Marcia McNutt, presidenta de la National Academy of Sciences, dijo que si se leen las noticias que vienen de la capital de Estados Unidos se pensaría que todo se trata de construir muros, sin embargo, comentó que durante la reunión de trabajo previa a la firma de la declaración conjunta de lo que se habló fue de derribarlos.

“Derribar los muros entre disciplinas, academias y entre naciones, porque honestamente la ciencia no tiene fronteras y no podemos tolerar fronteras dentro de las ciencias. Una enfermedad no respeta fronteras, la vida se ve afectada por estas divisiones y en nuestras pláticas observamos que esas órdenes nos están deteniendo en lugar de impulsarnos hacia adelante y necesitamos liberarnos de todas las barreras, no nada más de los muros físicos, sino también de las fronteras y barreras que están en las acciones de nuestros países, ya sean culturales, estructurales, financieras, administrativas o de otro tipo, ya que esto es en beneficio de nuestros proyectos científicos, de nuestra economía y para el progreso de nuestros países”, insistió McNutt.

En la reunión, Enrique Cabrero Mendoza, director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) señaló que para una política de ciencia y tecnología cada vez más sólida, no existe duda que la cooperación científica es parte de la ecuación, por lo que la colaboración entre las academias de diversas naciones es fundamental.

La colaboración científica entre México y Estados Unidos se ve reflejada en los 40 instrumentos vigentes de cooperación entre el CONACyT y las autoridades e instituciones estadounidenses tanto en investigación científica como en desarrollo de capital humano.

“También contamos con diversos programas conjuntos con la National Science Fundation como los nodos binacionales que capacitan al personal científico de ambos países. Además, en términos de mo-
vilidad de estudiantes e investigadores, uno de cada tres científicos realiza investigación en un instituto en el país vecino y de los 6 mil estudiantes becados, uno de cada cuatro realiza un posgrado en una universidad estadounidense”, detalló Cabrero.

Añadió que la mejor forma de cooperación es aquella que se da cuando los investigadores se conocen y generan comunidad, por lo que las academias son las más indicadas (al ser las más cercanas) a la comunidad de investigadores. “Celebro la iniciativa y enhorabuena”.

 

Lazos de colaboración

Por su parte, el presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, José Luis Morán, dijo que “la tradición y la cercanía nos hacen ser colaboradores naturales. Debemos seguir e intensificar nuestra relación científica en todas las áreas. La función de la Academia Mexicana de Ciencias es promover e impulsar la colaboración entre pares de todas las latitudes. Así que el día de hoy ratificamos el gran interés que tenemos de colaborar en la solución de problemas que afectan a Estados Unidos y México”.

El doctor Morán destacó que la comunidad científica mexicana ha ido creciendo, “tal vez no al ritmo que desearíamos pero contamos con una comunidad científica robusta en diversas áreas
del conocimiento que nos permite hablar de colaboración entre pares y por parte de la Academia Mexicana de Ciencias celebramos este acto”.

“No se me ocurre un mejor momento en la historia para mejorar y aumentar la colaboración en nuestras Academias", señaló por su parte Víctor J. Dzau, presidente de la National Academy of Medicine y reafirmó que la ciencia no conoce fronteras. Derribarlas encierra un beneficio porque ayudará a resolver enfermedades. Para Armando Mansilla, presidente de la Academia Nacional de Medicina de México: “En este momento estamos sembrando una semilla en los principales problemas que compartimos entre los países para poderlos solucionar a través de los expertos de las Academias".

La ingeniería abarca muchas cosas más que la propia ingeniería dijo Clayton Daniel Mote Jr., presidente de la National Academy of Engineering, y llamó al trabajo conjunto entre los especialistas de las dos naciones para enfrentar problemas sistémicos. Jaime Parada, presidente de la Academia de Ingeniería de México, indicó que esta declaración es un mensaje para ambos gobiernos y sus sociedades, de que las Academias están decididas a trabajar en áreas de interés mutuo para buscar soluciones a los problemas basados en la ciencia y la tecnología.

 

Los puntos del Acuerdo

El Acuerdo contempla cinco puntos que se resumen en lo siguiente: Los acuerdos sobre intercambios académicos científicos de ingeniería, innovación y médicos han reducido las barreras en el desarrollo económico y han promovido el progreso y la competitividad en toda América del Norte. Las inversiones en ciencia, ingeniería y educación han contribuido al progreso económico social de ambas sociedades y las futuras inversiones son necesarias para garantizar la mano de obra calificada con perspectiva internacional, lo cual es necesario para el progreso continuo.

Además, se alienta a los gobiernos de México y Estados Unidos a reconocer que las inversiones en educación superior, ciencia, ingeniería y medicina son importantes para la vitalidad de las dos naciones. Una fuerte presencia federal es crucial para los avances en ciencia básica, al mismo tiempo que es importante que la industria privada invierta en investigación que produzcan aplicaciones comerciales y que el gobierno ofrezca incentivos fiscales para fomentar esta inversión.

El aumento en los niveles de colaboración académicos, científicos de ingeniería y medicina entre México y Estados Unidos sería mutuamente beneficioso y coherente con la interdependencia de las dos naciones. Las oportunidades para establecer mecanismos regulares para tales intenciones con la finalidad de afrontar oportunidades y espacios comunes, se lleven conjuntamente entre las Academias y a nivel nacional.

En la reunión estuvieron presentes José Alonso Huerta, presidente de la Red Nacional de Consejos y Organismos Estatales de Ciencia y Tecnología; José Mustre de León, director general del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados; José Francisco Albarrán, vicepresidente de la Academia de Ingeniería de México, y José Franco, coordinador general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, entre otras personalidades.

____________________________________
Fotografía: Mariana Dolores.