Inicio > revista forum > Necesario combatir divorcio entre comunidad científica y tomadores de decisiones

Forum 30. Históricamente ha existido un divorcio entre los tomadores de decisiones en nuestro país (entre ellos los legisladores) y la comunidad científica mexicana, probablemente por la falta de comunicación entre los dos sectores, expuso el doctor Javier Velázquez Moctezuma, durante la “Reunión entre equipos técnicos de las comisiones legislativas y la Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión”, que se llevó a cabo 19 de octubre en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

 

“Existe indudablemente una separación inadecuada entre los legisladores de nuestro país y los científicos mexicanos. Es urgente empezar a revertir esta situación y vincular a estas comunidades, tratar de hablar un idioma común, ver cuáles son las dinámicas de los congresistas y entender que la comunidad científica no nada más pide recursos del gobierno para el desarrollo de la ciencia en México, sino que los intelectuales de este país están a la disposición de los legisladores para que puedan tomar las mejores decisiones para México.

“Parte de la riqueza de Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión (INCyTU) es que está vinculada con la comunidad científica nacional, con el Sistema Nacional de Investigadores, las academias científicas, los centros de investigación y las asociaciones de los industriales nacionales. Sabemos dónde están los expertos, los desarrollos, la instrumentación y las redes de colaboración, que pueden ser de beneficio para enfrentar los problemas que se estén discutiendo”, dijo el doctor Javier Velázquez Moctezuma, asesor de la Oficina.

Otra área de oportunidad, es que INCyTU puede abordar problemas que aún no se discuten en el Congreso. Un ejemplo es la minería urbana, pues es más fácil sacar un kilo de oro de los desechos electrónicos que de la tierra, tema de enorme relevancia y sobre el cual México no tiene ninguna legislación.

El aumento en el volumen de basura electrónica se ha incrementado desde 2010, año en que cada mexicano, según datos del Instituto Nacional de Ecología, desechaba en promedio entre 3 y 5 kilogramos. Para el 2015 se estimaba que la cifra había crecido a 9 kilogramos per capita por año, números que seguramente ya han sido superados para 2017. Eso ha hecho que nuestro país sea el tercer tirador de este tipo de deshechos (per capita) en América, solo después de Estados Unidos y Canadá.

Otros temas que se han posicionado a nivel internacional y de los cuáles México todavía no saca ventaja, son la nanotecnología, la ingeniería genética y los transgénicos, entre otros.

 

INCyTU

La primera oficina que surgió para asesorar a los legisladores se creó en 1972 en los Estados Unidos y se le denominó Oficina de Evaluación Tecnológica (OTA, por sus siglas en inglés). Posteriormente, Alemania, Austria y el Reino Unido crearon las suyas; desde entonces, en el mundo se han desarrollado nuevos modelos de asesoría para los órganos legislativos.

En julio de 2015, en el marco del Año Dual México-Reino Unido, el Foro Consultivo Científico y Tecnológico y el Senado de la República firmaron un acuerdo de colaboración con la Oficina Parlamentaria de Ciencia y Tecnología del Reino Unido (POST, por sus siglas en inglés), para crear INCyTU, que se manejaría con la misma metodología.

La misión de INCyTU es brindar al Congreso de la Unión información equilibrada y precisa, basada en evidencia científica, sobre temas relacionados con la ciencia y la tecnología, que son relevantes para establecer políticas públicas en México.

INCyTU es una fuente de información, análisis y asesoría sobre todos los campos de ciencia y tecnología, abarca temas desde las ciencias físicas y biológicas, hasta las ciencias sociales y las ingenierías. El trabajo de esta Oficina se centra principalmente en la realización de resúmenes ejecutivos de 4 a 6 páginas de extensión y análisis de temas de actualidad sobre ciencia y tecnología que van acompañadas de cápsulas de video.

 

Acuerdos con secretarios técnicos

“Es más que necesario empezar a construir una nueva relación entre legisladores y científicos, ha llegado la hora de pasar de un divorcio a un amasiato” y que las políticas públicas vayan acompañadas de la información y el análisis de los científicos nacionales, señaló Eduardo Arturo Quijano Laviada, secretario técnico de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados.

Al término de este de la “Reunión entre equipos técnicos y la Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión”, los acuerdos que se formalizaron fueron reuniones de acercamiento de INCyTU con las comisiones de Recursos Naturales y Medio Ambiente y de Derechos Humanos de la Cámara Baja.

El segundo acuerdo, es que cada una de las comisiones del Recinto de San Lázaro, solicitarían una consulta de INCyTU, pero en tanto esto ocurra, la Oficina proveería instrumentos ya desarrollados para ser distribuidos entre los diputados de las comisiones. El tercer acuerdo, fue que después de que los productos de INCyTU estuvieran listos, habría una reunión para ajustar el documento al plano de cada comisión, explicó el licenciado Quijano Laviada.

A la reunión asistieron los secretarios técnicos de la Cámara de Diputados: Jorge Yáñez López, de la Comisión de Salud; Rafael Sifuentes Barba, de la Comisión de Derechos Humanos; Francisco Rafael Torres Pérez, de la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego; Ángel Edmundo Carbajal Zavala, de la Comisión de Agua Potable y Saneamiento; y Edgar Manuel Martínez, de la Comisión Especial de las Tecnologías de Información y Comunicación.

____________________________
Emiliano Cassani
Fotografías: Emiliano Cassani