Inicio > boletines de prensa > Realizan estudios metagenómicos en Golfo de México

Boletín No.491 / Ciudad de México, 6 de octubre de 2017.

Se realizarán análisis genéticos antes de que inicien las perforaciones petroleras autorizadas a compañías extranjeras, para vigilar cuál será su impacto ecológico, explicó Alejandro Sánchez.

La Secretaría de Energía (SENER), Petróleos Mexicanos y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) financian un estudio metagenómico para identificar los microorganismos que forma parte de los nichos ecológicos en diferentes puntos del Golfo de México.

En el proyecto, que inició en marzo de 2015, participan 200 investigadores y tiene 5 líneas de investigación, pero solo una incluye la metagenómica, donde participan el Instituto de Biotecnología (IBt) y el Centro de Nanociencias y Nanotecnología, ambas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados Unidad Mérida y la Universidad Autónoma del Estado de México que forman parte del Consorcio de Investigación del Golfo de México (CIGOM).

El investigador del Instituto de Biotecnología de la UNAM, Fidel Alejandro Sánchez Flores forma parte del CIGOM, dónde se realiza la caracterización metagenómica en un área de 150 mil kilómetros cuadrados del suroeste del Golfo de México.

“Analizamos poblaciones bacterianas endémicas que podrían revelar características particulares del Golfo de México que tiene una concentración de hidrocarburos permanente y queremos observar cómo se ve esta ‘firma’ de microorganismos antes de que empiecen las perforaciones que se autorizaron recientemente en 15 regiones a explotar por compañías extranjeras y queremos vigilar cuál es el impacto ecológico y esto lo podemos ver con las bacterias”, explicó el doctor en ciencias bioquímicas por la UNAM.

Actualmente, se ha obtenido un Atlas y un catálogo de bacterias degradadoras de hidrocarburos y productoras de surfactantes. La investigación ha sido financiada por el Fondo Sectorial CONACyT - SENER - Hidrocarburos, proyecto 201441 que será financiado hasta el año 2020.

¿Qué es la metagenómica?

La metagenómica es el estudio y análisis de la información genética de organismos como virus, bacterias y hongos que se encuentran en una muestra ambiental, puede ser desde un charco de agua o bien en una muestra de alimento como el queso.

El doctor Sánchez, quien actualmente dirige la Unidad Universitaria de Secuenciación Masiva y Bioinformática, que forma parte del Laboratorio Nacional de Apoyo Tecnológico a las Ciencias Genómicas -dentro del programa de Laboratorios Nacionales del CONACyT- explicó que en la metagenómica, a partir de una muestra ambiental o compleja, el ácido desoxirribonucleico (ADN) de los organismos que habitan ahí, se puede analizar a través de un secuenciador de última generación y posteriormente interpretarla con ayuda de una computadora.

De manera paralela, en la metagenómica se pueden analizar millones de fragmentos de ADN. “Si el ADN fuera como un libro, lo que hacemos es arrancar las páginas y recortar las palabras y cada una de esas palabras se van leyendo letra por letra. De ahí se integra toda la información del ‘libro’ para lo cual, utilizamos programas de cómputo que permiten reconstruirlo de la manera más ordenada posible, y lo que reporto es el genoma de cada organismo presente en la muestra. El conjunto de genomas de todos los organismos presentes se llama metagenoma”, detalló el integrante del Sistema Nacional de Investigadores.

La metagenómica, también conocida como genómica ambiental o ecogenómica, es una ciencia relativamente nueva a nivel mundial -aproximadamente una década- que inició sus investigaciones en ambientes extremos.

“Por ejemplo, se sacaban muestras de un volcán, de un géiser de alta temperatura, de la profundidad del mar o de cadáveres de ballenas, de donde no es fácil aislar microorganismos. Esto tiene aplicaciones industriales porque esas bacterias tienen proteínas que pueden funcionar en condiciones muy particulares y son atractivas para la industria química”.

El investigador, que durante 4 años (2008-2012) formó parte del grupo de genómica de parásitos en el Instituto Sanger en Cambridge, Reino Unido,  comentó que uno de los retos de la metagenómica es estudiar la gran diversidad de bacterias que existen en el planeta.

“Sabemos que hay bacterias nuevas en muchos lados, como el agua, la tierra y el aire. Estamos tratando de averiguar qué hacen”, dijo en entrevista para el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, el doctor Sánchez al término de la conferencia “Metagenómica, retos y aplicaciones”, que se llevó a cabo en el Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM.

 

Pie de foto: En un área de 150 mil kilómetros cuadrados se busca analizar poblaciones bacterianas endémicas que podrían revelar características particulares de la zona, dijo el investigador del Instituto de Biotecnología de la UNAM. Foto: Anayansin Inzunza.

_________________________
Anayansin Inzunza
Foro Consultivo