Inicio > boletines de prensa > Presentan en el FCCyT balance de la cooperación China-México

Boletín No. 266 / Ciudad de México, 26 de julio de 2018.

El evento es parte de una serie de encuentros que se intensificarán co la próxima firma de un memorándum de entendimiento entre el Foro Consultivo y el China Research Institute for Science Popularization.

En la sede del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), se llevó a cabo el conversatorio Colaboración en Ciencia y Tecnología entre China y México¸ en el cual se presentó un balance de las estrategias de colaboración que ha desarrollado China en los últimos 40 años y de su cooperación bilateral con México, en el marco de la iniciativa La Franja y la Ruta, que constituyen sólidas oportunidades de desarrollo para una economía como la nuestra.

El doctor José Franco, coordinador general del Foro Consultivo, dijo que el conversatorio se suma a una serie de encuentros entre la Embajada de la República Popular China, por conducto de los doctores Zhu Hao y Li Weiqi, anterior y actual agregados científicos, y el Foro Consultivo, que derivan ya en un acuerdo concreto con la firma de un memorandum de entendimiento con el China Research Institute for Science Popularization, para identificar diversas áreas de oportunidad en diversos temas:

“Desde el inicio de esta administración a lfrente del Foro Consultivo hemos tenido acercamientos con los agregados de ciencia de la embajada china para identificar áreas de oportunidad de colaboración científica, tanto en la toma de decisiones, la normatividad o la innovación política y social de la CTI, como en los mecanismos de financiamiento de tecnología, de desarrollo en educación y de participación ciudadana.

“Además, el Foro Consultivo ya ha sido Invitado a participar en septiembre próximo a la World Conference on Science Literacy, y en el Foro The Belt & Road International Science Popularization Cooperation: Consensuses and Expectations” dijo José Franco.

 

Un gigante en desarrollo

En 2013 el presidente de la República Popular China, Xi Jiping, dio a conocer las iniciativas de la Franja y la Ruta, que el año pasado reunió en Beijing a diversos países del orbe, y cuyo espíritu se inscribe en una política de cooperación global para el desarrollo, que resulta muy atractivo para países que, como es el caso de México, pueden aprovecharlas como oportunidades de crecimiento económico, social y científico.

Al respecto, el doctor Li Weiqi refirió que la iniciativa la Franja y la Ruta es el  eje central de la política china de cooperación internacional y se presenta para México como una oportunidad de desarrollo científico y tecnológico, de la que nuestro país puede conocer y aprender de sus buenas prácticas, utilizando el conocimiento científico como palanca del crecimiento nacional.

“Con un territorio de 9 mil 600 millones de km2 y una población de mil 390 millones de ciudadanos, China se transforma y pasa de ser el más grande el país en desarrollo a ser una de las primeras economías del mundo.

“China tiene una oferta de captación de estudiantes de intercambio que oscila entre 2 mil y 5 mil, alumnos de educación superior”, dijo el Li Weiqi.

En 2016, para impulsar a la CTI, el gobierno chino destinó 2.11% de su Producto Interno Bruto (PIB) que en 2017 alcanzaba alrededor de 12 mil millones de dólares. Desde entonces mantiene un crecimiento anual de 6.9%, y aplica una política de desarrollo sistemático del sector, lo cual ha llevado al gigante asiático a ser una potencia mundial en distintos órdenes.

En contraste, México no ha logrado destinar más del 0.5% de su PIB nacional al tema. Los científicos reciben financiamiento a través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), pero es muy pequeño comparado con el de China.

Enrique Drusel, director del Centro de Estudios China-México de la Facultad de Economía de la UNAM, comparó el crecimiento económico chino con lo que ocurre en América Latina:

“Las cosas en China son muy diferentes: en cuestiones de ciencia y tecnología, entre México y China no hay un punto de comparación; son cuantitativa y cualitativamente distintas. El Banco Mundial plantea que el gasto en CTI en México es del 0.5%, pero desde el 2014 en China es superior al 2.1% para la ciencia y la perspectiva para la próxima década llegará al 2.5%, esa es la parte cuantitativa.

“Yo recuerdo hasta hace poco una ciudad, Shenzhen, que sería equivalente al Querétaro de mexicano. Esa ciudad gastaba más en ciencia y tecnología que todo el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología en México.” dijo Drusel.

El concepto de cooperación se extiende por la antigua franja de la Ruta de la Seda, que atraviesa Asia Central y Rusia para conectar a China con Europa; pero también incluye la actual Ruta Marítima de la Seda que, a diferencia de la Nao de China o el Galeón de Manila en el siglo XVIII, que unía la capital de Filipinas con Acapulco, va del Estrecho de Malaca a India, y de Oriente Medio al África Oriental.

 

Pie de Foto: Enrique Drusel, director del Centro de Estudios China-México de la Facultad de Economía de la UNAM; José Franco, coordinador general del FCCyT, y Li Weiqi, agregado científico de la Embajada de la República Popular China en México participaron en un conversatorio sobre la cooperación científica entre ambos países, en la sede del Foro Consultivo. Imagen: Emiliano Cassani

_______________________
Emiliano cassani
Foro Consultivo