Inicio > boletines de prensa > La nueva ley de la ciencia, tecnología e innovación probablemente trazará la política científica por los siguientes 20 años

Boletín No. 18 | Ciudad de México, 31 de enero de 2020.

La nueva Ley será de carácter general, es decir, coexistirá con las leyes municipales y estatales y establecerá bases generales de coordinación

 

La Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación que quedará establecida este año por mandato constitucional, redefinirá el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, mientras que la Ley General de Educación Superior hará lo mismo con el Sistema Nacional de Educación Superior en nuestro país. “Realmente el futuro de nuestro país depende de que estas dos leyes tengan la visión de llevarnos hacia un México justo, socialmente equitativo y desarrollado”, dijo la doctora Julia Tagüeña Parga Coordinadora General del Foro Consultivo Científico y Tecnológico. 

Si bien la vigente Ley de Ciencia y Tecnología constituyó un avance para el fortalecimiento del aparato científico del país, ésta es de carácter federal, en tanto que la nueva Ley será de carácter general; es decir, que coexistirá con las leyes municipales y estatales, con mecanismos de coordinación para hacer que la ciencia y la tecnología sean una actividad concurrente. “Es un momento de cambio para proponer buenas ideas y llegar a acuerdos. Necesitamos una Ley general que nos una y que sea buena para México”, dijo Tagüeña durante el Seminario de interfaz Ciencia-Política y Diplomacia Científica de la Ciudad de México, realizado este 31 de enero en la Casa de la Universidad de California en México.

La ley vigente en materia de ciencia y tecnología se creó en el año 2002, esto quiere decir que la nueva ley probablemente estará definiendo la política científica de los próximos 20 años. “Las cámaras legislativas han estado abiertas a escuchar a lo largo del año pasado y esperamos que fomenten una gran participación de la comunidad científica”, añadió la doctora Tagüeña.

La gobernanza del sistema de CTI, desde luego que será una de las principales discusiones, opinó Julia Tagüeña, pero hay también, muchos puntos de acuerdo, como: el derecho a los beneficios de la ciencia, garantizar el acceso a la ciencia, la equidad de género, apoyar la comunicación de la ciencia, y la justicia social.

En el año 2002, la Ley de Ciencia y Tecnología estableció la creación de 3 organismos colegiados clave: Consejo General de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico, la Conferencia Nacional de CTI; y el Foro Consultivo Científico y Tecnológico. “Es importante analizar cómo funcionaron estos espacios para decidir qué queremos conservar y qué modificar de frente a la siguiente ley”, concluyó.

Durante el Seminario de interfaz Ciencia-Política y Diplomacia Científica de la Ciudad de México, la doctora Ofelia Angulo Guerrero, subsecretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación de la SECTEI dio la bienvenida y reconoció la labor pionera del Foro Consultivo en política científica. Comentó algunos logros importantes de la Ciudad de México en materia legislativa sobre educación, ciencia, tecnología e innovación.

 

Pie de foto: Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación que quedará establecida este año por mandato constitucional, redefinirá el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación. Foto: Mariana Dolores.

________________
Mariana Dolores
Foro Consultivo