Inicio > boletines de prensa > Academia Mexicana de Historia, 100 años de contarla

Boletín No. 189 | Ciudad de México, 13 de septiembre de 2019.

Pluralidad y descentralización de la memoria, dos retos de la academia: Beatriz Gutiérrez Müller.

 

A 100 años de la fundación de la Academia Mexicana de la Historia, Correspondiente de la Real de Madrid, A.C. (AMH), su actual presidente, el doctor Javier Garciadiego Dantán, hizo una petición a las autoridades culturales y educativas del país para que se ratifique la confianza en la institución y se refrenden los apoyos necesarios para su operación. 

El historiador dejó en claro que la AMH no es solo se ocupa del pasado, tiene un gran presente y un mejor futuro. “Hace mucho que dejamos de ser la institución conservadora de los años iniciales y, en el contexto de la llegada de un gobierno decidido a hacer la cuarta transformación histórica del país, la academia tiene mucho que aportar pues cuenta con la mayor red de historiadores calificados en todo el país”, dijo.

La academia se fundó el 12 de septiembre de 1919 y en sus primeros 56 años estuvo integrada exclusivamente por hombres, situación que cambió en 1975 con el ingreso de Clementina Díaz y de Ovando. Sin embargo, pese al incremento paulatino de historiadoras, la presencia de mujeres en la AMH sigue siendo inequitativo. Actualmente, las mujeres representan solo 24 por ciento de la membresía y solo 1 una de ellas la ha presidido.

Asimismo, la Academia ha realizado esfuerzos por descentralizar a sus integrantes y actualmente cuenta con 37 miembros correspondientes nacionales, distribuidos en 22 entidades federativas y, recientemente, 42 corresponsales internacionales en 16 países.

En este sentido, la investigadora Beatriz Gutiérrez Müller resaltó durante la conmemoración de su centenario, dos retos que la AMH tiene aún un par de pendientes: la pluralidad y la descentralización de la Historia.

Gutiérrez Müller reconoció que los historiadores coadyuvan a forjar una identidad nacional consciente y crítica. Estos espacios de difusión nutren nuestra memoria colectiva y nuestra entidad como comunidad en constante transformación. Es imprescindible volver una y otra vez a nuestro pasado para comprender los cambios o para buscar una guía. No podemos comprender nuestro presente sin conocer nuestro pasado.
“En este sentido la academia de la historia tiene una función indispensable”, dijo.

A lo largo de este centenario, la academia ha trabajado para difundir la historia, fortalecer la identidad mexicana, dar a conocer la riqueza cinematográfica, artística y musical de México; así como contribuir a la conservación del patrimonio histórico de nuestro país. Es la primera institución gremial de su tipo en México y se creó cuando no aún había historiadores profesionales en el país; su amparo principal era la Real Academia de Historia de Madrid.

En la ceremonia de conmemoración, también participó el Subsecretario de Educación Superior Luciano Concheiro Bórquez quien dijo “hoy nos planteamos la cuarta transformación en el sentido de esas oleadas transformadoras de un país que se constituyeron por diversas historias y esfuerzos de construir cambios democráticos. Esta vez nos hemos propuesto a hacer cambios en la constitución en un sentido radical  y así colocar a la educación en el seno de la transformación social”.

 

Pie de foto: “Hace mucho que dejamos de ser la institución conservadora de los años iniciales y en el contexto de la llegada de un gobierno decidido a hacer la cuarta transformación histórica del país la academia tiene mucho que aportar”: Garciadiego Dantán, presidente de la Academia Mexicana de Historia, en la ceremonia del centésimo aniversario de la institución. Foto: Mariana Dolores.

____________________
Mariana Dolores
Foro Consultivo