Inicio > boletines de prensa > ¿Es suficiente la tecnología para reducir el cambio climático?

Boletín No. 42 | Ciudad de México, 23 de marzo de 2020.

México pretende reducir sin condiciones sus emisiones de gases de efecto invernadero en 22% para el 2030. 

 
Evitar que la temperatura del planeta aumente 2° centígrados, para la próxima década, es uno de los objetivos del Acuerdo de París establecido en 2015 que cada vez se ve más lejano, coinciden los científicos Mark G. Lawrence y Stefan Schäfer, ambos del Instituto de Estudios Avanzados de Sostenibilidad de Potsdam, Alemania.
 
Esto, porque los modelos climáticos que buscan explorar cómo el calentamiento global puede limitarse a los objetivos del Acuerdo de París de 1.5 o 2 grados centígrados, generalmente invocan transformaciones técnicas y sociales radicales, incluido el uso extensivo de tecnologías de eliminación de dióxido de carbono. “En nuestra perspectiva, sostenemos que esta dependencia de tecnologías que pueden ser difíciles o imposibles de implementar a la escala requerida hace que los objetivos de temperatura de París sean cada vez menos plausibles, cuestionando una base clave y un ancla compartida de la ciencia climática, la política y el activismo”, revelan en su artículo titulado “Promesas y peligros del Acuerdo de París” publicado en la revista Scienceen 2019.
 
Según los cálculos del modelo climático, para tener incluso un 50 por ciento de probabilidad de permanecer por debajo de 1.5° centígrados las emisiones netas globales de CO2 tendrían que disminuir por lo menos 5 por ciento cada año, a partir de ahora. Sin embargo, aunque las proyecciones de escenarios futuros son generadas por computadora con base en evidencia científica, en el mundo real no hay un planificador global único para dirigir tales procesos ni justicia que pueda respaldar el cambio.
 
Además, esta meta está en marcado contraste con el aumento global promedio de casi el 2 por ciento anual durante las últimas décadas. Mantener el calentamiento global por debajo de 2° requeriría una reducción de las emisiones de CO2 en 3 por ciento al año. “Incluso si todos estos países cumplieran sus ‘contribuciones determinadas a nivel nacional’ (NDC por sus siglas en inglés) o lo que es el cumplimiento de sus metas establecidas, las emisiones globales de CO2 se mantendrían más o menos, e incluso aumentaría ligeramente hasta al 2030. Estas consideraciones hacen que los objetivos de temperatura del Acuerdo de París sean cada vez más inverosímiles”, se lee en el artículo.
 
Finalmente, los autores señalan que las contribuciones determinadas a nivel nacional o NDC son un concepto innovador para la reducción del riesgo climático porque fomenta una mayor participación democrática, responsabilidad y un cambio significativo para mitigar y adaptarse al cambio climático. Nuestro país, por su parte, se ubicó como el décimo generador de gases de efecto invernadero en el 2010,en donde el 65 por ciento fueproducido solamente por el transporte, la electricidad y la industria, según datos del Instituto Energías Renovables. De entre sus NDC, nuestro país pretende reducir sin condiciones sus emisiones de gases de efecto invernadero en 22 por ciento para el 2030. Esta meta requiere de una política energética adecuada que limite la quema de combustibles fósiles y favorezca el uso de fuentes de energía renovable.
 
El cambio climático debería encender todas las alarmas
"El coronavirus es una enfermedad que esperamos que sea temporal, con impactos temporales, pero el cambio climático ha estado allí por muchos años y se mantendrá por muchas décadas, y requiere de acción continua", mencionó Antonio Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) durante la presentación del informe: Estado del Clima Mundial, de la Organización Meteorológica Mundial.
 
Durante su presentación en Nueva York, el titular de la ONU aseguró que se necesita que todos los países demuestren que se puede lograr reducir las emisiones a un 45 por ciento esta década, y que se alcanzarán las emisiones netas para la mitad del siglo. “Esta es la única forma de limitar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados”, alertó.
 
Pie de foto: A medida que las emisiones de gases de efecto invernadero y las temperaturas globales continúan aumentando, los modelos para evitar que aumente 2° centígrados la temperatura, resultan menos realistas de cumplir pues invocan transformaciones técnicas y sociales radicales. Foto: Noticias ONU.

________________
Mariana Dolores
Foro Consultivo